Mentira, que no se me ha olvidao…

Esta frase, y otras más, fueron pronunciadas por el cantante de Extemoduro, Robe Iniesta, durante la celebración del concierto. Qué lejos han quedado aquellas de iros todos a tomar por el cXXX y otras lindezas.

Salida del local de los fatalfary sobre las 20 30 pm. Tras recorrer extraños caminos perleteros y valverderos, y pasar por el campo de sandías del señor Roque, el mayor terrateniente de la pedanía ilicitana, llegamos al término municipal de Mutxamel, lugar de autos, sobre las nueve.

Tras demostrar una vez más que el google maps y yo no nos llevamos bien, a sugerencia de Juan Pablo seguimos a una renault kangoo dorada con los cristales tintados que , efectivamente, se dirigen al concierto. Y llegamos al concierto, el concierto de pito de un policía nacional que no sé yo cómo no se quedó sordo ni sin aliento, pero qué energía. Habiendo encontrado la ubicación, es momento de buscar aparcamiento, y dónde mejor que en un descampado en el que la gente hace botellón. Desafortunadamente, estaba lleno, así que nos dirijimos a cualquier otro lugar despoblado para hacer la merendola  (estamos ya viejos para calimocho). Casualmente, aparcamos, sin saberlo , al lado de unos amigos de Juan Pablo, y hacemos tiempo hasta la hora de salida.

Sobre las 22 15 emprendemos camino hacia la entrada, y unos diez minutos más tarde ya estamos dentro. Oímos tocar a los teloneros (La Gripe, se llamaban), que como mucho daban un poco de cagalera, pero nada más. Como curiosidad, decir que había unos ocho aseos para unas 5000 personas, y que por suerte, yo no los tuve que utilizar. Y el suelo… el suelo era el cesped de una pista de atletismo, pero recubierta de un plástico negro, que en cuanto empezaron a volar los vasos de cerveza se volvió de un resbaladizo muy peligroso, hasta el extremo de que casi lo compruebo yo mismo en mis posaderas.

La cerveza a dos euros, los litros a seis, precios razonables, y el merchandising esperado, repartido por los laterales.

Y a eso de las 23 30, se baja el telón (literalmente, porque un chaval que se había encaramado a unos 15 metros de altura lo preparó todo muy bien), y aparecen los Extremoduro dándole al Deltoya,  y la gente se vuelve loca. Luego, casi una hora de canciones que me sonaban pero que no me sabía (no omo el resto de los fatal y el público, que se lo sabían todo, los muy…)

Unas cuantas canciones más tarde, a Julio le entra la vena de pegarse con los de delante del todo y allá que nos vamos introduciendo hacia las primeras filas. Una vez allí descubrimos dos cosas; una, que se estaba menos apretado allí delante que donde estábamos antes y , dos, que el guitarrista ex de platero y Tú ( El Uoho), es el mejor instrumentista del grupo, aunque no había que preder de vista a un calvo que lo mismo te hacía coros, que te cogía las maracas o la guitarra cuando se terciaba…)

Fue allí delante y un poco escorados a la derecha del escenario, cuando nos encontramos al Grandu (carismático, alto y guapo líder de la Grandu´s Space Farm) y señora, y nos comentaron lo bien que se lo había pasado en el concierto de hace unos meses de los Rage Aginst the Machine al que yo hubiera ido si hubiese conseguido acreditarme…)

Luego, un parón de un cuarto de hora, nosotros nos volvemos para atrás, y una hora más y pico de temas antes de la apoteosis final, esto es, el Uoho haciendo solos de guitarra durante casi un cuarto de hora sin exagerar. Al Robe le dio tiempo de salir del escenario, ducharse, cambiarse de ropa, tomarse una caña, pasear al perro, comprar el periódico y volver, y allí seguían los demás haciendo el tema más largo que yo he presenciado en directo. En total, dos horas y pico de concierto real. La verdad es que doy por bien empleados los 24 eurazos de la entrada.

Cuando acabó, encendieron los focos, nos miramos los caretos de cansancio, las camisetas mojadas del calor y de la cerveza derramada (y se derramaron unas cuantas), y nos volvimos para la terreta muy contentos con el espectáculo recibido. Yo , que los daba por acabados, me tengo que tragar gustosamente mis palabras una vez más.

Que sigan así.

PD: Desgraciadamente, no tengo documento gráfico que mostrar porque no me llevé la cámara, y los vídeos del youtube que hay son un poco pencos, pero si encuentro algo decente ya lo actualizaré.  Y otra cosa, a pesar de estar todo el mundo bebiendo por la calle antes, durante y después de los conciertos, no hubo ningún incidente a resaltar. Muy bien por el público.

6 comentarios to “Mentira, que no se me ha olvidao…”

  1. Negra Murguera Says:

    Cuando encienden las luces, hay que ponerse a buscar cosas que otros perdieron. El botín puede ser interesante…

  2. lidiaelora Says:

    Mira qué bien se lo ha pasao!
    Malegro!

  3. Lovers in the air Says:

    jooOOooOOoo!!!
    Me lo estoy perdiendo todo!!! ayyyy!!!
    tengo ya los dientes mas largos quel conde Brácula!!
    Voy a hacer un tambor de mis escrotos!!

  4. fatalfary Says:

    NEGRA MURGUERA: Pues allí solamente había miles de vasos de litro de cerveza.

    LIDIA: Malegro, ma non troppo.

    Enjoy your tour around London town.

    LOVERS: No te quejes tanto, que ya nos quedan sólo 3 días para aguantar el tirón. Por cierto, el viernes por la noche hay DVD del Krahe, si usted gusta.

  5. cristo Says:

    Wena crónica😉

  6. David I Says:

    CRISTO: Y mejor concierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: